26 abr. 2011

Sin título también

Algún día

La memoria de tus abrazos sólo me reocrdará que la mantis es un insecto que necesita comer.

Algún día

La sombra de tu sombra será más pálida que mis manos carentes de ti.

Algún día, no muy lejano.