23 may. 2011

Auto.

Hago como que no me entero
y camino mirando al suelo
intentando parecer
uno mas de los borregos
que anhelo dejar de ser.

Y pienso en el tiempo, que se va;
y en el espacio, que siempre se queda.
En que corre imparable la riera
y en que mis aguas se quedan quietas.

Y aborrezco el sendero,
siempre las mismas piedras,
y la procesión avanza
y me muevo por inercia.
Y me mimetizo tan bien
con reses de mente muerta
que solo caminar errante
convence a mi conciencia
que bajo la piel de cordero,
"yo" todavía es presencia.

4 comentarios:

lavargasSublima dijo...

me quito el sombrero, veinte veces, compañero.
Me encanta.

Manifiesto Orgánico dijo...

Joe...

Anónimo dijo...

Muy bueno, me ha encantao carlos! :)
Noe

Carlos dijo...

:)