3 jun. 2011

Dice mi gastroenterólogo, ese al que nunca he visitado, que si mis tripas fueran un poco más estrechas, sería yo una melancólica convencida y andaría por ahí con la pasión desordenada.

Lo escucho atentamente y tiemblo de la emoción.
Cuánta razón tienes, maestro.

3 comentarios:

Manifiesto Orgánico dijo...

Andar por ahí con la pasión desordenada. Me encanta esa frase.

lavargasSublima dijo...

;))

Anónimo dijo...

Me encanta!!!
Noe