14 oct. 2011

¡Hay!

Hay un camino derecho

que no conocen mis pies.

Un desvío, un atajo

sin angustias ni por qués.


Hay un mapa aquí en mi pecho

que no han logrado leer,

puesto que ya es un andrajo,

los vigias de mi sien.


Hay una brújula interna,

o eso me hicieron creer,

y la mía siempre marca

el sur y el norte a la vez.


Hay un hendidura eterna

en la corteza de mi piel

por donde escapan en barca

sueños que nunca tendré.


Hay un aquí,

hay una ahora,

se va el crepúsculo

y viene la aurora.


Hay un pozo en el camino

para no morir de sed.

Hay un amigo a mi lado;

no existe mapa mas fiel.


Hay una estrella temprana

que antes del amanecer

en el mar refleja el rumbo

de mis pasos su riel.


.................................................


Y hay una tierra yerma

que nunca ha tocado el sol

donde hay veces que me pierdo

entre el sueño y la razón.

A la derecha agua y viento,

al otro lado erupción.

¿a dónde ir

si la razón produce monstruos

y los sueños sueños son?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito carlos
Noe

Carlos Pérez Rueda dijo...

Gracias cachoguapa! :)