20 jun. 2011

                                                                  Foto: laVargasSublima.
                                                 
El cielo le dormirá la vida, 
el tiempo, le gastará la espalda,
Cada fiel a su paso,
le rogará descalzo
un minuto de sentir,
una hora de querer
y una vida de ser.


Y él, gris y postrado,
tiene miedo de no saber decir,
que la fe no es más que amor en la noche,
y la culpa una invención de los malos.


Unos sonámbulos incondicionales,
que no quieren saber del miedo,
sólo esperan pecar tranquilos,
incapaces de atreverse a amar,
muriendo dónde todo es humo y silencio.
                       

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamos a pecar tranquilas socia, que los tiempos no están para atreverse a esos menesteres de amar...

Pd: TODO PRECIOSO!

lavargasSublima dijo...

A pecar sea dicho! ;)