26 dic. 2011



 Me dices
que ni siquiera sabes 
a qué le tengo miedo.

Y a eso le llamas tú, 
sangre de tu sangre.

Menos mal que ya no te tiemblo.

1 comentario:

Mia Wallas dijo...

'menos mal que ya no te tiemblo'
...