26 dic. 2011


El silencio, lengua de mi lengua, es el único que se acerca a aquello que fuimos.